Adoquines

Photo by Donnie Rosie on Unsplash

Miro por la ventana y veo los adoquines vacíos, llenos de pisadas que me dicen tanto, pasos que me evocan un cúmulo de recuerdos, imágenes, sentimientos; ese empedrado que tiempo atrás nos vio caminar tanto y que se llenó de nuestros besos, de nuestra historia, de nuestro tiempo, de nuestros momentos, de nuestros recuerdos, de tanto nosotros; si esos adoquines hablaran, ¿imaginas lo que contarían de ti y de mí? Estoy seguro de que hoy llorarían de melancolía al saber que no existe más ese nosotros, que no somos los que ellos conocieron, porque te aseguro que amaron todo lo que vivimos, y amaron todo lo que pasaron mientras eran nuestra sombra, mientras aguardaban y se adueñaban de nuestra huella, pensando que ellos guiaban nuestro destino…

More from Daniel Calao

¿Todo está escrito?

Leía por ahí que todo está escrito. Tal vez sí, tal vez...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *