Alejandra Pizarnik y yo

En los años que pasaron la poesía fue indeterminable durante muchos años, entre los versos más tristes y duros fue un signo de alarma para no desesperarme la esperanza fue mutua de Pizarnik .

Considero que la colisión de Pizarnik remitía mediante la expresión del alma, fue tan suya como la mía, porque todo iba en el mismo sentido en que su rima poética rodeaba mi mente como la frase remitida ‘‘La poesía produce la soledad tan bella..’’.

Yo en el poco tiempo que vivo de ello, considero que escribir poesía es una terapia que nos sana por dentro y nos hace brotar toda la mierda que tenemos en nuestra vida. Aprendí que la poesía no es una decisión es una pasión que llevo en mi. todos los días como la vida cotidiana; hay días donde la poesía es libre y días donde la poesía se convierte en alógeno y heroína que nos falta a uno mismo.

Pizarnik y sus diarios habla de un amor letargo que consumía entre cada verso solo entendí que la poesía no es amor, no determina como nosotros lo veamos; su poesía era inmarcesible porque la soledad la rodeaba. aún recuerdo sus últimas cartas que Pizarnik dedicaba a Cortázar de una forma tan dura, caótica y siniestra que aún en la última crisis de su vida, ella está dispuesta a darlo todo, aunque sea lo único que siente por Cortázar en eso entendí que la poesía no determina personas ni lugares.

…escribamos poesía y leamos poesía porque aún hay más que una lectura, más que un verso, hay personas vivas detrás un texto.

More from Brian Macines

Más allá de versos

Me encontré en un lugar perdido donde el nombre me recordaba a...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *