Aún te espero

Photo by Lua Valentia on Unsplash
Aquí está mi cuerpo sediento,
Con la impaciencia quemando al deseo,
Esperándole;
ansioso del verbo
que pueda explorar y colonizar mis sentidos,
conjugado por usted.
Con el vino en su boca y sus manos en mi piel,
conscientes del paraíso,
no quedará un trozo de epidermis
donde usted con mi complicidad,
no deje escrito un verso con tinta indeleble
de saliva dulce,
que ni el tiempo después del tiempo
pueda borrar.
Y si llegue la ausencia
y este cuerpo desgastado por los años
pueda mirarse tranquilo al espejo,
aspiro seguir leyendo en mi piel
aquella pasión para continuar viviendo,
alimentándome de su poesía
y vestida de su recuerdo.
Yenis Muñoz Mindiola.
yejasal
More from Yenis Judith Muñoz Mindiola

Espinas…pasiones

En la bruma de la soledad me descubro en aquella mirada con...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *