Cargada de poesía

Todos los días se levanta a las ocho, tras cierto remoloneo, ocho y pico; para inaugurar el mundo y encender el día con su…