Un paso atrás

Me encontraba caminando, era un día de esos que sientes que tu alma se fue a otro lugar, a otra época, con otra persona….

Quédate conmigo

Esos besos al amanecer no eran más que la prueba fehaciente de la locura que había provocado el roce de tu cuerpo, el aroma…

¿Quién eres tú?

Y de repente, de la nada, escuchando a lo lejos el ruido de la lluvia, ensimismada en sus pensamientos -como solía estarlo- se preguntó…

¡Adiós!

Un día miraré tu belleza, efímera y sutil, y al verte a los ojos sabré que todo ha cambiado. Te miraré con frialdad e…