Caída libre

Caída libre
Piensas
que está llegando el final
cuando te empeñas
en volver una y otra vez
al principio.
***
Pero, un día
sin encontrar un porqué,
de repente
te das cuenta de que
hay que dejar de retornar,
que caer puede resultar
de lo más placentero
cuando comienzas
a desabrochar tu cinturón
casi de fuerza,
te lanzas en una caída al vacío
de tus miedos
y las mangas de tu camisa
parecen alas a cuadros
planeando como pájaros.
****
Subes al precipicio
de tu valor,
no tienes brújula
y dejaste un café
enfriándose sobre la mesa,
junto a unos ojos cualquiera

esperando en la ventana,
pero necesitas, quieres y puedes
saltar desde allí,
desde el punto más alto de tu vida,
para restarle protagonismo
a tus inseguridades
y hacer que tu felicidad caiga
por su propio peso.

***

Los pájaros parecen
acompañarte literales,
los de tu cabeza,
ya los enjaulaste,
así que,
después de tomar impulso,
rompes a volar
mientras sientes un aire de libertad
ondeándote tu cuerpo
y provocando
una verdadera explosión
de energía a tus sentidos.
***
Una vez que saltes,
jamás serás la misma persona,
esa diferencia
es justamente
lo que te hará libre.

 

More from Rocío Cruz Sevilla

Alas

Hay días  en los que trato de convencerme  de que mis pies...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *