Capricho de la nostalgia

Photo by Alex Stuart on Unsplash

Mis alientos son el vértigo de una vigilia,
no recuerdo dormir desde hace mil años.
Recordando El Mar mi corazón palpita,
bombea la sangre por venas como lijas
que asustan al público fugaz enlutado.
Es un espectáculo para el cóndor libre:
todos nos ahogamos en sed y agua.
Si El Mar siguiese en pie con el deseo,
la gramática de la lluvia sería densa,
con el espesor de un bosque solitario.
Ha empañado mi anillo dorado y verde,
sus ramas aplauden con ojos nocturnos.
Asusta el sabor de las flores orquestales
que ven demasiado grande el cielo negro
y demasiado azul la libertad atormentada.
Es una ciencia maleante, está desnuda.
Después de la cosecha dormiré tranquilo,
pero hoy dejaré en blanco noviembre,
no tengo deudas con los olmos grises.

Tags from the story
, ,
More from Jesús Pacheco Pérez

Capricho de la nostalgia

Mis alientos son el vértigo de una vigilia, no recuerdo dormir desde...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *