Con los pies sobre los sueños

Photo by Caleb Woods on Unsplash

Es imprescindible
aprender a navegarse
sortear olas de destiempo,
trazar norte hasta tu latitud,
emprender viaje hasta tu propio puerto
y si no te encuentras,
si te has perdido;
enseña al alma a volar,
a extender las alas,
sacudirse las caídas
y subir de nuevo,
a elevarse tantas veces como sea necesario
y seguir, alto y arriba,
alejándose del suelo,
a ascender hasta tus ojos,
donde habitan los recuerdos
y esperarte en cielo firme
con los pies sobre los sueños.

 

Adriana Acosta @NuevoPapel

More from Nuevo Papel

Propuesta indecente

Si vuelves a verme dale prisa al beso, ya habrá tiempo para...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *