Construyamos nuestro carpe diem

Bien… pues aquí estoy. Un día más. Uno de tantos días en los que mi mente fluye y en los que yo le permito que lo haga. Esta vez estamos mi ordenador y yo; y nos acompaña una de las canciones de Pink: “Just like fire”.

Desconocía la letra de esta canción y la descubrí hace muy poco viendo la segunda parte de Alicia en el País de las maravillas de mi queridísimo Tim Burton.

Creo que me ha gustado tanto la letra porque la he relacionado con muchos de los temas sobre los que ya he escrito en algunas ocasiones en este mismo blog. Lo cierto es que toda la letra te hace reflexionar, pero me gustaría comentar lo que para mí han representado las primeras líneas. Y digo para mí porque para Pink puede que tenga un significado totalmente diferente. O mejor dicho, es posible que la canción se haya comunicado con nosotras de diferentes formas.

“Sé que me estoy quedando sin tiempo

y lo quiero todo.

Y me gustaría que dejaran de tratar apagarme

lo quiero todo.

Y estoy caminando sobre una cuerda, tratando de llegar más alto

es como si estuviera rodeada de payasos y mentirosos.

Aún cuando doy a manos llenas

lo quiero todo.

Podemos atraparlos

Corriendo, corriendo, corriendo.

Al igual que el fuego, quemaré el camino

si puedo iluminar el mundo por un solo día.”

Cada 365 días me atormenta más cumplir un año. Cada año es mucho peor. Nunca pensé que sería una de esas personas a las que les daría miedo envejecer o morir. Pero conforme voy “madurando” o lo que yo considero que es madurar, me he dado cuenta que no le tengo miedo a envejecer, ni siquiera a la muerte en sí. Tengo miedo al PASO DEL TIEMPO. Y en este caso el refrán: “mal de muchos consuelo de pocos” no me ayuda mucho, ya que el hecho de que para todos vaya pasando el tiempo no significa en absoluto que para todos este transcurriendo igual, en ninguno de los sentidos posibles.

Para mí esta canción representa el día a día de una persona con inquietudes, deseos, metas, esperanzas, objetivos, fe, miedos y miles de sentimientos encontrados. Y lo que más me ha impactado es que representa barreras, ya sean psicológicas, físicas o se trate de personas reales, que nos impiden llegar a conseguir todo esto.

Nos dice que efectivamente nos quedamos sin tiempo. Sin tiempo para llegar a conseguir todo lo que nos proponemos. Para llegar a cumplir esa lista de “cosas que hacer antes de morir”. Pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo, pero lo cierto es que solo tienes el tiempo que han destinado PARA TI. Y lo más difícil no es solo eso, sino que, ya de por sí somos seres un poco vagos y solo sabemos pensar en “aún hay tiempo” “mañana será otro día” y mi favorita “ALGÚN DÍA LO CONSEGUIRÉ, ALGÚN DÍA LLEGARÁ MI MOMENTO”.

NOOOO, estamos muy equivocados. Algún día No llegará nuestro momento. Nuestro momento YA ha llegado. ALGÚN DÍA ES HOY.

HOY es el día en que te levantas y decides conseguir todo aquello que te has propuesto. Y así día tras día. No más “hay tiempo de sobra”, no más “no tengas prisa que ya llegará”. No. Hoy es el día en que tu camino se ilumina y empiezas a salir de esa oscuridad en la que tú mismo te habías metido. Hoy es el día en que no dejas que nadie interfiera en tus metas, en el que no dejas que nadie te apague. Enciéndete, dale al ON y VIVE.

More from Aída García González

Vistas al presente

Cuánto tiempo dedicamos a pensar? Y voy más lejos… ¿Cuánto tiempo pensamos...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *