Contexto de tres palabras horribles

Vestimentas que no me pongo
y en el armario siguen,
besos que nunca he dado
y en mis labios permanecen,
miradas que no se atrevieron
y el firmamento alcanzaron,
sueños que jamás tuve
y en el despertador se quedaron,
te amos que no pronuncio
y en mi garganta se ahogan,
sonrisas que jamás se dibujaron
y con ganas se quedaron,
locuras nunca realizadas
que en cordura se convirtieron,
una vida de anhelos
que con el tiempo perecieron.

 

H.D.

More from Héctor Díaz-Bernardos

No fueron primicias

No son las llamas quienes carbonizan bosques enteros de vida salvaje ni...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *