Después del sexo, el amor

Anhelo tu respirar cansado,
el suspirar pausado de ese
instante posterior a la lascivia,
a la lujuria, a la seducción,
a ese instante en el que el fuego y la pasión
se diluyeron en caricias por nuestros cuerpos,
por nuestros labios, llenando de gemidos la habitación,
acabando en dos sublimes orgasmos;
anhelo tu sien sobre mi pecho, ambos aún teniendo
sensaciones por todo el cuerpo, acariciándonos la piel,
con el apetito sexual completamente satisfecho,
después de tanto placer que nos dejamos;
anhelo que te quedes dormida sobre mí,
pensando en lo mucho que nos amamos,
soñando que cada día queremos la vida compartir;
anhelo la intimidad después del sexo,
la complicidad de las sonrisas, de las miradas,
del juego, y de la plática, eso llamado amor…

More from Daniel Calao

El amor se ha cansado

Cansado de amores pagados, de besos baratos, de únicas noches en donde...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *