El cuerpo es sabio

Cruzar y adentrarse
Cruzar y adentrarse

¡Para!
¡Escúchame!
Siente, huele, hazme caso…
Estoy aquí para decirte lo que necesitas,
Lo que te gusta y lo que no.
¡Escúchame! Por favor…

El cuerpo nos habla momento a momento. Otro asunto es el caso que le hacemos o lo poco que lo escuchamos, él nos habla, siempre.

Hace unos días estuve dando un curso en Ibiza. Llevaba tiempo sin coger un avión y aunque siguen sin gustarme los momentos de despegue y aterrizaje (casi me aferro a la pierna del que venía a mi lado acurrucado con su pareja), los tiempos de espera, los controles, etc., el trajín de los aeropuertos se me antojan como una inagotable fuente de historias, de ires  y venires. Y así, me descubrí cansada por el “ida y vuelta” y a la vez contenta, por ir y por volver.
Escuchar acentos distintos, conocer personas que trabajan “de temporada”, historias por contar, historias deseando salir, deseando escuchar, historias de amigas que se encuentran y ente sutil queja y sutil alabanza, están encantadas de estar dónde cada una está. Escuchar idiomas distintos, pagar 2 € por un café solo o encontrar un sitio de comida casera en una callejuela´de tiendas de decoración y ropa para turistas.

Eventos que calan y que mi cuerpo me pide más. Llevo rememorando escenas de este viaje más de lo que imaginaba. Así que paro y recapitulo: ¿qué es lo que te gusta de tu trabajo y qué echabas de menos? Me gusta tanto viajar que pensar en que te paguen por hacerlo me ha parecido siempre algo irreal, como un sueño. Y sin embargo es una realidad tangible para muchas personas.

Estoy segura que tendrá mucho de “idealización” aunque recojo el testigo y lo mantengo a mi lado. Si mi cuerpo me habla y me pide movimiento ¿no voy a escucharlo y a procurar incorporarlo en mi vida?
Expongo este ejemplo personal como podría haber traído cualquier otro, la conclusión: abre tus canales perceptivos y siente ¿qué te pide tu cuerpo? ¿qué te está queriendo decir?

More from Beatriz Holguín Ponce

El cuerpo es sabio

¡Para! ¡Escúchame! Siente, huele, hazme caso… Estoy aquí para decirte lo que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *