El hombre que amo

Ese hombre de fuego que amo
No pretende la perfección,
pero le insufla dosis de perfección
a mi vida;
sabe conjurar las horas y minutos
de mis días
en un juego eterno de placer.
Ese hombre de fuego que emula a Prometeo,
reverdece el desierto de mi soledad,
con cada suspiro, con solo estar;
Él no hace promesas sobre alegrías,
prefiere sorprenderme aun en el dolor.
El hombre de fuego que  amo
y que me ama,
es un sol… Diógenes auscultando mi pasión.
señala con su luz,
la importancia del respeto
y el dialogo salvador de desavenencia
de amantes imperfectos.
El hombre de fuego que  me ama,
Le amo su rebeldía,
Pues es más rebelde que la misma
rebeldía.
Es mi héroe de batallas de papel
contra mis demonios vencidos.
Ese hombre trae consigo la llama
que enciende el motor de mis pasiones
con un roce de palabras.
El hombre de fuego que amo y que me ama,
Ilumina el lado oscuro de mis sueños.
Yenis Muñoz Mindiola
yejasal
More from Yenis Judith Muñoz Mindiola

Espinas…pasiones

En la bruma de la soledad me descubro en aquella mirada con...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *