En un mundo descomunal

En un mundo descomunal
En un mundo descomunal

La hora de embarque acabaría retrasándose 45 minutos.

Quizás fuesen las tormentas eléctricas. Quizás las últimas noticias sobre el desmantelamiento de posibles organizaciones terroristas, como el FMI, el BCE…o quizás era su mala suerte.

La confusión era inevitable. El revuelo era generalizado, y el aeropuerto estaba lleno de carreras, urgencias, sinsentidos y ansiolíticos. “Pasajeros con destino a ninguna parte, embarquen por la puerta 2” rugía la megafonía.

Como una oruga, fue arrastrándose al finger, tarareando “lucha de gigantes” de Antonio Vega. Canción de vida, de muerte, de amor, de suerte. Mientras pensaba en “hacer su risa estallar en un mundo descomunal”, veía cadáveres tomando café, y maniquíes sirviendo bebidas infladas de precio en vasos de cartón.

Quizás todo cambiase al despegar. Quizás durante el vuelo el planeta implotase durante la anunciada tormenta eléctrica, y el deseado reset lo arreglaría todo.

“Entrando en pista para despegue”. El sueño empezó a enroscarse en sus parpados…reset…reiniciando el sistema…”en un mundo descomunal”.

Aquí os dejamos la versión musical del relato que realizó su propio creador: 

More from Antonio Ramirez

El mundo se detuvo

Mientras parejas de enamorados cenaban y se buscaban con la mirada, y...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *