Encuentro de deseos

Photo by Joe deSousa on Unsplash

Llego a casa, entro a la habitación y te comienzas a desnudar, me estabas esperando, miro en tus ojos el deseo, las ansias de pecar, las ganas de comernos los labios, la piel, de olvidarnos esta noche de la razón, que nos dejemos llevar por la indomitez lasciva de la pasión que nos quema, que nos hace arder; te acercas a mí, lentamente, seduciéndome en cada paso, dejando caer en el camino a mi encuentro, las pocas prendas que me impedían admirar tu desnudez, estamos a sólo un centímetro del encuentro de nuestras manos, te estrecho contra mis brazos, te beso como si no hubiera mañana, nuestras lenguas se abrazan, y de lo demás, solamente la luna, nuestra cama, las blancas sábanas y la luz de la lámpara se enterarán…

More from Daniel Calao

Después del sexo, el amor

Anhelo tu respirar cansado, el suspirar pausado de ese instante posterior a...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *