Epidemia en la epidermis

Photo by freestocks.org on Unsplash

El amor es una mierda, pero.
Tranqui tronca, podría ser peor.

Ahora tenemos más miedo a ser inoportunos que imprudentes, porque de lo segundo ya todos estamos vacunados. – Estás hablando de él como si fuera una pandemia – El riesgo 4 me parece insuficiente.

Míranos, hacemos listas de cosas que hacer antes de morir en vez de antes de mañana; pulimos la confianza poniéndonos a prueba y no poniéndonos, a secas.

Me pregunto dónde guardas todas esas palabras que recogiste de otras bocas; si quieres hacerlo todo conmigo o haces conmigo todo lo que quieres; por qué lo llaman efecto secundario si es un daño colateral; cuántas son las bocas que, sin saberlo, han protagonizado este resacón en mis venas. ¿Es el amor esta enfermedad ante la cual hemos desarrollado una especie de inmunidad que nunca será del todo cierta?
Si fuese una enfermedad, sería contagiosa, y tendría tantos serotipos diferentes como habitantes hay en el mundo.
Si fuese una enfermedad, nos harían creer que es de esas que solo pasan una vez, y perderíamos el miedo, o la esperanza, a que pasase una más.

Han tenido que pasar varios especialistas por nuestra vida para garantizarnos que aún hay vida ahí donde duele.

Si el hermetismo es un mecanismo de defensa, exijo por favor una protesta.
Así nunca podré confiarle mi vida a un solo tirador.

No es pecado, no es herida, no es mortal.
No es que cada vez las cosas duren menos,
es que quizá somos nosotros los que tenemos que ponernos las pilas.

More from Mamen Monsoriu

Sonrío porque

Estoy contenta y no es por. Me hicieron creer que nací para....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *