Gira y Gira

mujer
mujer

Va girando al compás de la música, sonríe y el espejo le devuelve una imagen que le agrada.

Su cuerpo posee la magia de la belleza perpetua.

Su mundo es perfecto, no necesita nada más, está contenta.

Sabe cuál es su misión en la vida y disfruta con ella.

Nunca anhelará salir a buscar nuevos territorios fuera de allí.

Frente a ella, el espejo.

A su espalda, los ojos ensimismados de una niña que la mira.

Al poco, se acaba la música y una mano juguetona cierra la cajita de música.

La bailarina esperará dentro de ella a que venga otro momento y otros ojos de niño para llenarlos de felicidad.

More from Pepa Escobar Martínez

Limpia y limpia

Adrián limpia y vuelve a limpiar su despacho. Su ritual siempre es...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *