Habilidades psicológicas en la maratón de Valencia

El pasado domingo día 20 de Noviembre asistí a la Maratón de Valencia, un evento que reúne a miles de apasionados del running. Siempre había tenido ganas de ver un acontecimiento como éste ya que me apasiona la cultura del esfuerzo y el sacrificio. Además tenía dos amigos participando en la carrera por lo que era la oportunidad excelente para asistir.

Cuando llegué al recorrido me quedé asombrada con la cantidad de personas que éramos viendo y animando a los corredores ¡Qué maravilla la solidaridad de las personas y el apoyo que somos capaces de ofrecer a desconocidos cuando vemos el esfuerzo que están realizando!

No sólo quedé impresionada con los espectadores, sino que sobretodo aluciné con la cantidad de participantes. No paraban de pasar corredores, casi 16000 personas, aquello no terminaba nunca.

Pero hoy no vengo a contaros mi experiencia como espectadora de la maratón (que por cierto, todos ellos me dejaron sin palabras) hoy quiero hablaros de los aspectos psicológicos que pude observar ese día en los maratonianos.

  • Esfuerzo: No sólo del día grande, sino la cantidad de entrenamientos duros que tuvieron que hacer previos a la carrera. ¿Quién decide irse a correr  20km (por lo menos) un miércoles cualquiera después de un día de trabajo? Gente que sabe verdaderamente lo que es el esfuerzo.

  • Pasión y motivación: Con semejante objetivo como 42 km a las espaldas, hay que sentir mucha pasión por lo que se hace y la motivación ha de ser lo suficiente intensa como para embarcarse en ese reto personal.

  • Valentía: Durante el recorrido, es posible que muchos pensaran en tirar la toalla, son muchas horas con uno mismo luchando contra el cansancio físico y mental, hay que ser fuerte y valiente para aguantarlo. No todos están capacitados física y mentalmente para un reto de estas características.

  • Mejora personal: Tanto para los que el objetivo era llegar a la meta, como para aquellos que buscaban mejorar su marca y ajustarse al tiempo deseado, ese día lograron una gran mejora personal, tanto en el plano físico, como en el psicológico.

  • Autoconocimiento: Cuando pasas largas horas contigo mismo y tus pensamientos, conoces tus puntos fuertes, tus puntos flacos y que mensajes enviarte para ayudarte a concentrarte en el objetivo y a saber salir de los momentos críticos. Una habilidad muy buena no sólo para las carreras, sino para la vida personal de cada uno de ellos.

  • Autocontrol: Es la capacidad de dominio sobre uno mismo, y aquí hablo de las renuncias que se tienen que hacer los días que prefieres quedarte en casa a descansar en vez de salir a correr, cuidar la alimentación, seguir el plan de entrenamiento, escuchar a tu cuerpo que te indica cuando bajar el ritmo, etc.

  • Compromiso: Para poder llegar a completar la maratón has de ser una persona comprometida, ya que para alcanzar la meta tienes que comprometerte seriamente con el entrenamiento.

  • Equilibrio mental: Dado que es una carrera muy larga, los corredores han de soportar un entrenamiento intensivo, largo y variable. Personalidades fuertes y estables logran mayoritariamente conseguir su objetivo, por el contrario, personalidades débiles e inestables les cuesta más conseguir su resultado.

En resumen, el domingo no sólo pude comprobar la fortaleza física de los corredores, sino la fuerza mental  que tienen estos grandísimos valientes. Ver todas estas características psicológicas en esas personas me dio un chute de energía increíble, porque el ser humano, es capaz de lograr lo que se proponga si realmente tiene las condiciones físicas y mentales para conseguirlo. Éstas habilidades son muy parecidas a aquellas que necesitamos para alcanzar metas importantes. ¡¡¡Ánimo a todos con vuestros objetivos personales y a por todas!!!

More from Sheila Valero

Afrontar los cambios con la mejor actitud

Nada es para siempre, ya lo decían, todo llega, todo pasa y...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *