Ladrón de mi piel

Photo by Daniel Garcia on Unsplash

Usted, ladrón de mi voluntad,
del interminable tiempo que le dedico
enhebrando sus recuerdos,
responsable de mis insomnios lúbricos,
culpable del sobresalto
de mis pupilas al verlo,
no camine cual inocente que acaricia
y esconde la mano
venga y pague su condena,
responda por sus asaltos
a este cuerpo predispuesto
por los atracos de mis zonas eróticas
a mano armada de caricias.
Mi bello y deseado delincuente,
sométame con el terror
del lenguaje subversivo,
pídame ¡arriba las manos!
y deléitese con mis senos,
fije su atención en mis pezones malva.
Es hora de responder,
seré generosa otorgándole
el privilegio de escoger…
cómo, cuándo y dónde pagarla.

 

Yenis Muñoz

Yejasal
More from Yenis Judith Muñoz Mindiola

No pases la vida…sin vivir

No pases la vida…sin vivir. No guardes nada para mañana, ella puede...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *