Limpia y limpia

Photo by Jennifer Burk on Unsplash
Photo by Jennifer Burk on Unsplash

Adrián limpia y vuelve a limpiar su despacho. Su ritual siempre es el mismo: una vez pasado el plumero por toda la estancia, ordena en tres columnas equidistantes todos los objetos que hay sobre la mesa de caoba.

Siempre asea tres veces al día y ordena en tres columnas. A continuación repasa con los dedos, tres veces, la parte de debajo de la mesa ya que a veces sus sobrinos se cuelan sin ser vistos y le pegan chicles para hacerle una broma, porque saben de su trastorno obsesivo compulsivo con la limpieza. Y al pasar los dedos, encuentra una llave pegada con cinta adhesiva.

Cuando la despega de la madera la mira con detenimiento y le da la impresión de que puede pertenecer a un diario.
¿De quién será el diario que abre esta llave? ¿Por qué habrán pegado esto aquí? ¿Quién habrá hecho esto y por qué? Se repite una y otra vez, una y otra vez, mientras llama tembloroso al 112, preso de un tremendo ataque de pánico.

Tags from the story
,
More from Pepa Escobar Martínez

Un soplo

El camión carga los últimos muebles de nuestra casa. Marchamos al pueblo...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *