Llegaste

***

Llegaste desnuda,

para cubrirme de hierro y carne

ignorando mis huesos de hielo.

***

Me criaste,

envuelta en una túnica azul.

Olías a jazmín

y ya yacías

disuelta por mi ser recién nombrado.

***

Me viste,

rociada de ti en un océano con mil olas.

Me elegiste a mí para partir al mundo,

sin saber el significado de lo cotidiano;

sin entender la grandeza de la putada que cabía en el vivir.

***

Me llamaste.

Sórdida llegaste a mi caos desterrado.

Me ambientaste

en tu orden,

introduciéndome

en lo caótico de la pureza.

***

Llegaste,

alabaste mi presencia

y me consagraste humana.

Milagro divino,

fe despierta

del encuentro dormido.

***

Me saboteaste,

pulida en rocío

me hiciste creer

que eras la lluvia apocalíptica

y no la gota efímera del retorno huido.

***

Me saboreaste

la inocencia;

mi piel atópica

fue tu eterna utopía.

Me probaste

en cuerpo y alma

para luego dejarme en cueros.

***

Me acunaste

y me hiciste ver que eras bella.

Me meciste

en olas de plata

y paisajes de arena.

***

Me disfrutaste

pura y atónita.

Te quise plena y ancha.

***

Llegaste desnuda y blanca,

para cubrirme de censura y carbón.

***

Me criaste tú

desde cría.

Me hiciste sonreír

hasta cuando la risa dolía.

***

Me viste

en el Edén,

en el purgatorio,

en la gloria,

en el abandono.

***

Me viste toda y quise ser única.

***

Llegaste

para marcharte,

y aún sin conocer tus miedos,

desde el primer momento

supe que tu temor sería la muerte.

***

Llegaste esculpida en jazmín,

para luego marchitarte entera.

***

Llegaste

de muchas formas,

valiente e indestructible

dueña de mi persona.

***

Vida,

querida vida.

Incluso la muerte

es más fuerte

que tu grandiosa energía.

Tags from the story
, , , , , ,
More from Patricia Suárez Álvarez

Mis sueños saben a ti.

*** Mis sueños saben a ti. No te imaginas lo insípida que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *