Los caminos de rosas están llenos de espinas

Photo by Ryan Moreno on Unsplash

Dentro de cada mujer hay otra tratando de hacerle entender que ella sola se basta;
una mirada a ninguna parte resolviendo el curso de las cosas;
la premisa de que es el miedo a perder lo que le hace ir perdiendo; 
un puñado de caprichos en formato capullo;
y unas extremidades con las que, poco a poco, levantará su propio pódium.

Tags from the story
,
More from Mamen Monsoriu

¿Es la coherencia lo primero que se pierde?

Admiramos a las buenas personas, y subestimamos a las personas demasiado buenas....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *