¡Me ha tocado la lotería!

El pasado día 22 de Diciembre del 2016 y como es tradición, se celebró el sorteo de la Lotería de Navidad “El gordo”, algunos han sido agraciados con distintos premios económicos que a más de uno le permitirá vivir con desahogo su día a día. Y es que parece que el dinero nos da libertad, nos permite hacer todo aquello cuanto queremos, pero,¿es realmente eso cierto?

A mi hoy, no me ha tocado la lotería, pero tengo el mejor premio del mundo, del cual gozo cada día, y soy yo misma. Tengo salud, una familia a la que adoro, un hogar, un trabajo  que me regala la mayor de las satisfacciones, vosotros, tengo sueños y planes de futuro… En fin, ¿qué más se puede pedir?  A veces, el dinero y el deseo que tenemos de él, nos hace desviar nuestra atención hacia cuestiones materiales que realmente no nos hacen felices. El dinero es como una alfombra que tapa todos aquellos problemas que hemos puesto debajo de ella, sólo los oculta temporalmente, pero siempre vuelven a salir. Y es que el dinero no lo arregla todo, simplemente ayuda, no nos engañemos.

¿De qué sirve el dinero si no tenemos salud para disfrutarlo? ¿De qué sirve el dinero si no tenemos con quien compartirlo? ¿Para qué queremos el dinero si cuando llegamos a casa nos sentimos realmente desdichados? ¿Acaso el dinero soluciona todos nuestros problemas? Realmente, todo tiene solución menos una cosa en la vida, la muerte. De hecho, en muchas ocasiones, no sólo existe una solución sino múltiples. Todo es pasajero en la vida, y todo termina por pasar.

Valora la vida, es un regalo que pocas veces nos paramos a apreciarlo. Comprométete con ella, y eso significa luchar por todo aquello que te haga feliz. Cuida a los tuyos, la vida se mide en momentos, momentos compartidos con los que más queremos. Quiérete, pero sobretodo cuídate. La vida es demasiado corta para malgastarla en cuestiones irrelevantes, aunque a veces parezcan las más complicadas del mundo.

Este año tampoco me ha tocado la lotería, pero me siento la persona más rica del universo, tengo todo lo necesario en mi vida, y eso, me hace inmensamente feliz

 

More from Sheila Valero

Afrontar los cambios con la mejor actitud

Nada es para siempre, ya lo decían, todo llega, todo pasa y...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *