Menos excusas y más ganas

Photo by Darren Bockman on Unsplash

Al tren de la vida, así como me gusta llamarla, le he pedido una tregua, ya no voy más con ella.

He bajado en una estación desconocida, no importa si todo a mi al rededor es nuevo o extraño, que no quiero subirme más al tren de la vida; me he ido como quien tira un portazo luego de una brutal despedida.

No me quejo por el maltrato, pero no me quiero dejar llevar más.
Este ha sido nuestro trato: el tren pasa de largo y yo me olvido de tantos malos ratos.
Y es que por fin entendí, vida mía, que lo tuyo es restarte excusas y echarte ganas.

More from Alejandra Zapata

Entre líneas: Alejandra Zapata

¿Te imaginas la revolución que haríamos si empezamos a amarnos más?  ...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *