Mi amigo

Tenía 15 años cuando quién consideraba mi amigo decidió que era una magnífica
idea de tocarme el culo y las tetas. Él sabía que yo tenía pareja, que él sólo era mi
amigo, y que, en ningún momento, yo le di mi consentimiento. Desde aquel
momento, entendí que, en mi vida, no había cabida para esa clase de amigos que
olvidaban el respeto a cada esquina.
Lo más preocupante, fue cuando conté lo que había pasado y, la única
respuesta que obtuve fue un “eso es porque tú, en algún momento, te
insinuaste”.
Tócate los ovarios.

More from Estela Tarrazona

Entre líneas: Estela Tarrazona

No, no quiero acabar con mis miedos, porque eso significaría acabar contigo....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *