No muerte, ya no le asustas

Photo by Javardh on Unsplash

Predestinados,
Inevitables reincidentes,
una y otra vez
condenados al destiempo;
víctima y verdugo,
amantes o enemigos,
lejanos,
imposibles pero esperanzados;
demasiadas vidas
llamándose prohibidos.

Dos almas vacías,
otra existencia sin sentido;
No son ganas de acabarlo todo,
es prisa por volver
tal vez,
– con un poco de suerte –
en una próxima
le llamará suyo.

No muerte,
ya no le asustas.

 

@NuevoPapel
Adriana Acosta Alvarez

More from Nuevo Papel

Antojo

He recorrido de ida y vuelta el territorio de su piel, conozco...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *