No sabía que regalarte

Mira Bozho
Mira Bozho
***
No sabía que regalarte
y te regalé mi tiempo.

***

No sé si hice lo correcto,
pero siempre pensé
que el tiempo no es oro,
vale más que eso
y no se debe obsequiar a cualquiera.

***
Soy una de esas personas raras,
en extinción,
que se oxigena de momentos.
***
Que podría ser descifrada
por los mismísimos egiptólogos
cada vez que intenta expresar
lo que siente por los demás.
***
Que está llena de miedos,
y en ocasiones, cree
que ni la ciencia acierta a dar respuesta
a sus monstruos bajo la cama.
***
Que tiene el pecho
cubierto de emociones
y sus palabras pueden llegar a ser
explosivos fuegos artificiales.
***
Alguien que quizás tomó el relevo
reencarnándose en Saint-Exupéry
porque cuida de su rosa
sin arrancarle los pétalos.
***
Que muere con el sol cada atardecer,
que cree en la magia
del “Sueño de una noche de verano”
y se despierta gritando
que quiere ser primavera.
***
Alguien que no sabe
si llegará tarde a la vida de los demás
pero se conforma
con tener una cita en la tuya.
***
Que cree
en los relojes derretidos de Dalí
como obra de arte por excelencia
y en sus palabras como lema de vida
“el tiempo no se puede concebir
sino el espacio”.
***
Que no cree en los amores,
sino en los regalos a primera vista,
esos para los que no hay
papel comprado,
porque su envoltorio es lo de menos
y su valor moral lo de más,
esos que tienen la difícil manía
de sacar una sonrisa al otro.
***
Te regalo mi tiempo,
tú, por favor,
no me envuelvas tu sonrisa,
que no quiero
que nada te la estropee.
More from Rocío Cruz Sevilla

Alas

Hay días  en los que trato de convencerme  de que mis pies...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *