No somos marionetas

A veces estamos en un rumbo equivocado ante nuestros ojos; a veces estamos jugando por ser mejores…

O a veces estamos tan vulnerables que cedemos ante una decisión que no es nuestra; y es ahí cuando nos convertimos en las marionetas de los demás… nos convertimos en alguien más que no somos nosotros mismos.

Nos quedamos sin identidad… sin rumbo… Nos quedamos sin ese horizonte soñado para correr y reír por un me esforcé.

No somos marionetas de la vida, ni de los pensamientos ajenos…. Y menos de nuestros caprichos…

No pensemos que tomamos decisiones erróneas… ¿y si nos equivocamos qué?

¿Y si encaramos todos los problemas? ¿Y si dejamos de evadir?

¿Y si ajustamos el momento?

No somos marionetas que pueden estar en una función, tomando vida de algo ajeno… de algo no deseado…

De algo con marcha a la reversa de nuestros ideales.

¿Qué quieres en ti? ¿Quieres ser una marioneta del tiempo?

¿Una marioneta de los demás? ¿Quieres ser tú?

Entonces, ¿qué estás esperando?

Entre miles de recuerdos hay uno que persiste ahora

Haz que la decisión que tomes sea la correcta

Que la decisión tomada sea tuya; que esa decisión sea tu mayor convicción…

Haz de ti una mejor persona cada día…

Brilla, sonríe… busca y recuerda que si algo sale mal, vuélvelo a intentar .

Y  si vuelve a salir mal, ¿lo intentarás de nuevo?

Hay cosas que van una y otra vez; y otra vez… y una vez más; pero también tú sabrás cuándo es hora de decir… “Basta, ya basta”

No sé si te ha sucedido que aparecen dos caminos, y dices: ¿cuál elijo?

Pera a veces da la casualidad que uno de los dos caminos siempre aparece, ¿será que aparece porque huimos constantemente de él? ¿te lo has pensado?

Creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido marionetas de nuestros pensamientos.

¡Vamos!

Pensemos un poco más  qué queremos…

Un secreto para esto:

Visualízate en tal cosa que quieres y de ahí agarra los hilos para darle vida a esa marioneta

No estamos prediseñados, ¡ya estamos diseñados!

Maneja la marioneta para que deje de ser marioneta y seas tú…

Sé tú.

y recuerda que:

Todo al final saldrá bien.

More from Annette C.M.

No somos marionetas

A veces estamos en un rumbo equivocado ante nuestros ojos; a veces...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *