Nunca olvidaré

Nunca olvidaré.

Nunca olvidaré, la noche en que dejé caer mi cabello en tu pecho
y brindamos con whisky la lluvia que se colaba del cielo en nuestros pies.
Nunca olvidaré la noche en la que te nombré Madrid en tu cintura y juré morir.
Esa noche sedienta, donde te quise, te viví y te soñé a futuro.

Nunca olvidaré la noche en que Volví orgasmo cualquier recuerdo entre tus piernas y confundiendo marte con el amor.

Nunca olvidaré esa noche en la que disfruté tu sombra rodando por mi espalda, en la que arañé tus labios y en la que nos proclamamos leyenda.

Dos tragos de whisky más, y no éramos nada.
Éramos dos putos locos irreemplazables, camuflados a base de miedos
creyendo ser eterno en un amor que no dura, en un amor que le tiemblan las piernas.

Nunca olvidaré esa noche en la que ardía el cielo, y gritabas “no te sueltes”. Que hay otra partida de vuelta.

Fuimos tanto, que hicimos de nosotros lo que nunca podrán superar los mejores románticos. Posiblemente, cualquier adolescente frenético que se cruce contigo.

No es fácil. El amor es un perfecto asesino.

He podido olvidarte unos segundos, pero cuando te imagino, ahí está la pena y la noche dentro de un cuerpo salino, haciendo de mi corazón un pozo ciego,
que se ahoga en tu carne.

More from María Palma Otz

Mi yo interior

No te mereces cosas bonitas, te mereces cosas sinceras . Pensamos que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *