Peregrino del vino amargo

Photo by Maja Petric on Unsplash
Photo by Maja Petric on Unsplash

***

I

 

Hay algo vacío en ello,

un negror tan oscuro,

del cual, ahora sé, desciendo.

 

Esta es la noche,

la que acaba con el tiempo

y recuerdo:

el rostro que el sol rosaba

brilla ahora taciturno .

 

Es difícil ver,

mas sigue observándome;

¡mira entre las estrellas y el cielo oscuro!:

ahí está su sonrisa.

 

Parece un sueño, imposible,

pero es mío.

El sol: renace: resucita:

y todos en ti resucitaremos.

 

No escribiré más sobre Ira,

pues la ira se nutre de ella misma.

 

II

 

Conforme pasa el tiempo,

la muerte se ablanda,

ciño mis ídolos a sus huesos.

Nunca viste el mismo uniforme.

 

Podría ser el mar

la carretera que eligiera:

así marchar.

Las ballenas me confundirían,

dirían : “dejadle pasar,

sabe de donde viene y sabe adonde va.”

 

Una vez seas vapor,

recordaré mirar al cielo,

no quiero perderme en tu rocío;

sólo te pido, alivia mi sed.

 

Con una canción de fuego

termina tu vida y comienza tu legado,

tan jondo sea como tu última sonrisa

Tu sacrificio dio hermosa estirpe:

marcha orgulloso,

peregrino del vino amargo.

Tags from the story
, , ,
More from Iván Méndez Ortiz

Un gran día

Terrible el día que pasa sin más, sin despedirse, fuera de mi...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *