¡Qué insensatez!

Nuestro mayor defecto
fue
convertir la norma
como algo normal
y señalar al loco
en su afán de crear.
La mayor estupidez
es ocultar ser un loco
para pretender
la aceptación
de una mayoría
adicta a lo común.
La mayor idiotez
fue
el suicido de la locura
y suertudos hemos sido
pues cuántos locos
han dado respuesta
a lo que
supuestos cuerdos
eran incapaces
ni tan siquiera
de albergar en su mente.

H.D.

More from Héctor Díaz-Bernardos

No fueron primicias

No son las llamas quienes carbonizan bosques enteros de vida salvaje ni...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *