Querida niña que ya no soy

Ella
Ella

Querida niña que ya no soy:

Quería darte las gracias por las locuras
que un día me hiciste hacer.

De las que ya no soy capaz.

Por tu valentía cuando las cosas no iban
bien.

Por escribir esos poemas de príncipes
y princesas

que luego terminé dedicando al primer
sapo que se cruzó.

Por hacer lo imposible para conseguir tu
sueño de volar

aunque ahora sepa que en el fondo tal vez
éste tampoco sea mi lugar.

Por decir lo que pensabas sin importarte
nada aunque te lo jugabas todo.

A veces ya no tengo ganas ni de discutir.
Por los nervios de las mañanas de exámenes

levantándote una hora antes para estudiar.
Ya no tendría el valor ni de presentarme.

Menos mal que no sabías qué te depararía
el futuro.

Quizá no te hubieras esforzado tanto.
Pero así es.

Y si hay algo que me da fuerza es el saber
que si fueras tú no me dejarías
rendirme.

Que me enseñaste tantas cosas
llevando la inocencia por bandera.

Que me decías con tu voz suave:

Verás cuando seas mayor…

Con esos ojos llenos de ilusión.

Y, cómo decírtelo, no era verdad.

Ojalá volviera a ser como tú.

Con tu inocencia.

Con tu pasión.

Con tus ganas de ser
como ahora soy yo.

Ojalá volvieras, sólo para decirte
que espero que estés orgullosa de mí.

Después de todo, todo lo que he hecho,
ha sido gracias a ti.

Y sí,
te echo de menos tras cada paso que doy.

Ojalá y volvieras,
querida niña que ya no soy.

More from Encarni Ortiz

Te he visto reír

Te he visto reír y me ha parecido la cosa más bonita...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *