Reiki

reiki
reiki

Lo viejo no se conserva.

¿Conocéis el Reiki? Yo hasta hace poco solo de oídas. Afortunadamente en un viaje a Tánger
encontré, en un enorme rastro llamado Casa Barata, un libro que habla sobre él. He empezado
a leerlo y me gusta de aquello que habla. Este escrito no pretende ser una reseña, he pensado
que como me está ayudando a crecer como ser humano este es un buen lugar para dar unas
pinceladas sobre esta corriente espiritual y, tal vez, puede que a alguien también le sirva de
ayuda. Aquí solo encontraréis reflejadas algunas de mis primeras y escasas sensaciones,
experiencias y reflexiones desde que he empezado el libro.

La racionalidad en la que se basa esta corriente supera toda la irracionalidad que esta sociedad
puede soportar, es por esta causa que, como grupo de organismos que se relacionan, ha
surgido nuestra razón sumisa y ha forjado una estrecha relación con la racionalidad marcada
dando lugar a que desechamos directamente la irracionalidad porque nos hacen ver, y nos
creemos, que actuar o pensar de ese modo está fuera de los cánones establecidos y, por
consiguiente, quedas fuera del juego. Así, dentro del juego, hemos crecido sin cuestionar la
razón que nos hacen ver y nos hemos olvidado de pensar que a nuestra sinrazón puede que le
sobre el prefijo “sin.”

El Reiki parte de la razón de un axioma de la ciencia, la energía. Está probado que la materia se
compone de átomos y que cualquier elemento, en sí mismo, puede generar energía, cada uno
de forma diferente, un ejemplo puede ser una roca inerte: no tiene vida pero tiene energía.
Partiendo de este principio, entiendo el Reiki como una corriente espiritual que me muestra
hábitos sencillos cuya finalidad es alcanzar la felicidad con las semillas de las cosas pequeñas.
De esas semillas brotan diferentes formas de actuación en nuestro cerebro que afectan al
cuerpo visible y a la energía invisible.

Fluir con la energía es uno de mis principios personales, es por eso que he puesto en práctica
algunos mantras de actuación para comprobar sus resultados. Uno de ellos es un simple gesto
todas las mañanas antes de levantarme por completo de la cama. Se trata de sentarse unos
segundos en ella y pensar el mantra que más te guste, yo me he inventado el mío. Pensar en
positivo nada más despertar ayuda a mantener viva una semilla de las cosas pequeñas, de ese
modo estás más cerca de la felicidad. Te invito a que hagas un día el gesto con pensamientos
positivos y otro día con negativos, luego compara y juzga por ti mismo.
“Si usted conserva lo viejo, lo nuevo carecerá de espacio para manifestarse.”

Por otro lado, el libro nombra los Cinco Principios básicos que si nuestra especie los siguiera
todo sería muy diferente. Estos axiomas son tan simples como; vivir el presente eterno; no
enfadarse; no preocuparse; manifestar agradecimiento; aplicarse en el trabajo; ser amable con
los demás. Además los explica de forma que ves otros puntos de vista de cada concepto, ya
que a veces tenemos ideas equivocadas de ellos. Por ejemplo; “no preocuparse” no significa
que te da igual todo, sino dejar de especular con el futuro que nunca llega y vivir el presente
con entusiasmo. “Lo que establece la diferencia entre el éxito y el fracaso es su propio
entusiasmo. Nunca se realizó nada importante sin entusiasmo.” Estas y muchas otras frases
reflexivas puedes encontrar en el libro: Reiki. Sistema Tradicional Japones, de Johnny de’ Carli.

Si conoces más sobre Reiki y te apetece informarme, nos vemos un día en el presente eterno y
me cuentas.

H.D.

Tags from the story
, ,
More from Héctor Díaz-Bernardos

Uno de esos días

Soy contradictorio como el aire nunca sé de dónde soplo. Soy inestable...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *