Reiterativo

Photo by Dominik Vanyi on Unsplash

Lo vi, ahí estaba…de pie diciendo: “hola, mucho gusto”… -me reservo el nombre por precaución-. Y ahí estaba con esa sonrisa tan suya, tan perfecta, tan deslumbrante. No pude evitar sonreír y caer a sus pies; fue inevitable, instantáneo, fugaz, algo excelso.

No pude, ni puedo, evitar deslumbrarme por su belleza, sus ojos, aquellos que vi y me enamoraron en un primer instante. Me habló, me sonrió, me miró y me gustó; me gustó más de lo que podría imaginar.

Y ahí estaba, tan sutil, tan seductor, tan poético, tan irresistible; y me gustó. Me terminó gustando más allá de lo permitido, más allá de lo real…más allá de lo debido.

More from Patsy Huerta

Dimensión desconocida

Todos preguntan cómo es que pude fijarme en él, cómo puedo estar...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *