Se te ha escapado el transporte

Hablemos, quería decirte algo que
me corta la garganta
y esta es la manera más directa de
abrir la boca, y esconder la mano de
poeta.
No quiero escribirte, los poemas
contigo no van.
Maldita las ganas de quererte,
de llevarte prendida en mi ropa
y recordarte siempre, conquistando
mi alcoba.
Maldita las ganas de sentirte mío,
de susurrar al viento que te amo
y de no poder nombrarte por una
puta vez, mi pasado.
Maldita las ganas de besarte,
de salvarte en mi boca
Y retenerte en mi saliva como agua y
vino, como deseo y caricia.
Maldita las ganas de vivir inocente,
de morir en tu pecho y saciar mi
hambre en tus manos salvajes, en tu
campo de batallas.
Maldita sea la forma de echarte de
menos,
Yo queriéndote y tu echando a volar.
entonces, me miras y me dices:
cariño, se te ha escapado el
transporte
en vez de decirme quédate
Por tu puta madre. te diré algo:
si vienes a revolver las esferas
íntimas del placer de mi carne para
irte pronto,
deberías saber, que con el mismo
entusiasmo he fingido,
el orgasmo.

More from María Palma Otz

Días de auxilios

“Es algo desolador cuando ya sientes que eres el saco roto de...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *