El sentido de la vida

Matt Duncan
Matt Duncan

Lo cierto es que todos los comienzos son complicados. Piénsalo por un momento, ¿cómo fue tu primer día en el instituto? ¿Y en la universidad? ¿Y en el trabajo? ¿Y con tu pareja?… Pero, ¿Por qué? ¿Por qué son tan difíciles los inicios?

Cuando uno empieza algo se enfrenta a muchas cosas: a sus miedos, a sus inseguridades, a sus propias expectativas, etc. Y por eso mismo es tan bonito escuchar a esa vocecita que todos llevamos dentro. Esa vocecita que nos dice “Ve por este camino, arriésgate”. Pero no es suficiente con escucharla, porque también es necesario hacerle caso. En definitiva, ser valientes en consonancia con los latidos de nuestro corazón. Dejarnos llevar, dejarnos fluir…para eso estamos aquí, para descubrirnos, para amarnos y para ser valientes.

Si los comienzos son difíciles, también lo es el camino, el mantenimiento…lo que muchos llaman “el proceso”. El ejemplo más claro de este punto son las relaciones humanas. Incluso muchos ni saben cómo disfrutar de una relación libre y plena. Es indispensable regar las relaciones para que no se marchiten, ya sea una relación de pareja, de amistad, familiar, laboral… da igual. Tenemos que cuidarnos los unos a los otros.

Pues bien, si los inicios y los mantenimientos son complejos, tampoco se quedan muy atrás los finales. Ay los finales… que duros son en ocasiones. Tememos a los finales, nos dan miedo. Nos dan miedo porque implican que algo se acaba y por extensión, nos llevan a un cambio, a una nueva etapa. Nos transporta a lo desconocido, y eso nos provoca pavor en nuestras entrañas. Pero no debemos tenerle miedo, porque ese miedo es irreal. Cuando se acaba un ciclo, cuando una puerta se cierra, se abre un mundo de posibilidades. Y es cuando más receptivos hemos de estar. No tenemos que cerrarnos a la vida (que habitualmente es en lo que solemos caer). Todo lo contrario, tenemos que quitarnos esa venda de los ojos y explorar nuevos caminos. Por eso, por muy dolorosos que puedan ser los finales, también son el inicio de otro nuevo ciclo en nuestra vida. Y como decía al principio, de nuevo nos encontraremos con un nuevo comienzo que a su vez será complejo, pero todo será diferente porque tú ya no serás el mismo. En eso consiste la vida, ciclos y ciclos…y has de superar y aprender de cada uno de esos ciclos. Nunca te cierres por haber acabado un ciclo, porque cerrarte hará que no veas y no valores cosas maravillosas que tienes delante de ti, ya sean personas, situaciones…lo que sea. Y eso estimados lectores, es una gran pena.

More from Joana Pérez San Miguel

El sentido de la vida

Lo cierto es que todos los comienzos son complicados. Piénsalo por un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *