Sonrío porque

Photo by AJ Garcia on Unsplash

Estoy contenta y no es por.

Me hicieron creer que nací para.
Me instalaron un filtro jerárquico desde el que contemplar el mundo.
Me intentaron grapar la dignidad en la frente,
y vaya fracaso.
Me instauraron unos mofletes como declaración de intenciones.
Me hicieron agujeros sin mi consentimiento,
alegando que “habrá cosas que necesitarás, sí o sí”. Yo, que siempre quise tener por elección y no por necesidad,
que nunca quise ganarme la vida porque no era esta lo primero que temía perder.

Digo subsistencia y sale gesto.
Yo no quiero el cumplido de aquellos ojos que fluyen y no lubrican,
yo sonrío con las ganas de quien nada tiene y todo siente,
con los ojos condenados a mirar de reojo a quien se le repite en la garganta.
Mientras el tengo de este quiero reduce a sí mis ojalás.

No tengo seis marchas pero tampoco miedo al volante.
Cada milímetro que de mi brazo a torcer
tendrá miles y millones de consecuencias.
Cada hoyuelo provocado mil secretos.

Siempre puse más valor en el querer que en el sentirse querido.

Estoy contenta y no es por.
Tampoco para.
Sonrío porque veros amar será siempre mi mejor motivo,
y amaros,
mi mayor suerte.

More from Mamen Monsoriu

¿Es la coherencia lo primero que se pierde?

Admiramos a las buenas personas, y subestimamos a las personas demasiado buenas....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *