Te soñé tantas veces

Photo by Ihor Malytskyi on Unsplash

En la bruma de mi soledad
en un  traspiés,
me descubro en aquella mirada
y  en el  furor acompañado de
presagio,
supe te quedarías para siempre,
sin forzar al destino.

Incrédula le preguntaba
al cielo ¿cuál era el vaticinio de este encuentro?
respuesta que se perdió en el silencio
haciéndole eco a la razón y a la cobardía,
ninguno de los dos quiso explorar más allá
de los sentimientos ni del deseo de ser uno
sólo en  carne,
mi alma te amó como a nadie,
sin conocerte,
sin escucharte, si verte…
supe serías el dueño de mis respiros,
de mi agitación al pensarte recorriendo
con tus manos de fuego todo mi cuerpo.
Me gustaría tenerte hoy aquí,
en el calor de mis piernas
que tanto te esperaron,
tu cuerpo sude sobre mi sudor,
y en cada gota  de tus besos
consuma yo tu aliento,
para alimentar mi alma
en un instante que se vuelva eterno.
Te busqué tantas veces
en amores fallidos,
te pedí a gritos en mi soledad
que me vieras, que aparecieras,
pero el amor es libre en su misterio,
hay que dejarlo volar.
Te deseo las mieles de este mundo;
y ese amor que por ella  sientes,
sea duradero  y te haga feliz.
Llegué  tarde o quizás muy temprano
El tiempo lo dirá.
Agradezco por cada una de estas letras,
por ser inspiración
y recordarme que el amor duele
cuando somos presa del destino,
pero también nos salva
cuando decidimos
por el amor propio.

 

Yenis Muñoz

@yejasal

More from Yenis Judith Muñoz Mindiola

Sortija

Tú eres lo más especial que ha llegado a mis jornadas. Quiero...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *