Toma de posesión

Photo by Hannah Troupe on Unsplash

I Mar.

No importa. Siempre puedes escapar.

Vivir por tu cuenta.

Todo exige un sacrificio.

Si el presente te consume,

eres parte de uno.

Puestos a ello, elige tu sufrimiento;

tu valle de lágrimas personal.

Vístelo y sonríe: ahora son tuyas.

 

II Por tu bien.

Años y años de cordura impuesta,

¿para qué?

Para que te aplaque la locura comunal.

Te hunda en pozos de ambición

sueños que nunca llegan

te ofrezca su mano conciliadora

y quiera a cambio tu alma.

El consenso, el deber, lo-mejor-para-ti…

todos responden a un nombre y un rey:

empieza por Ego y acaba en Nosotros.

 

Y aquí los frutos desta ofrenda mi carne:

:

:

.

III De nuevo el pasado de vuelta.

¿Os debo qué?

Sólo le debo a Dios.

Confundir el cariño con la servidumbre

es otra lumbre de una hoguera que más vale apagar.

No dejes que tus pies sean las raíces,

que pronto marchitarán;

querrán arrastrarte,

llevarte consigo..

 

Asúmelo:

sólo con fuego se ahoga otro fuego.

More from Iván Méndez Ortiz

Certeza 100% sin azúcar

Este texto es un poema. Va sobre géneros. No rimará. Eso espero....
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *