Un paso atrás

Photo by Aleksandr Ledogorov on Unsplash

Me encontraba caminando, era un día de esos que sientes que tu alma se fue a otro lugar, a otra época, con otra persona. Daba pasos sin sentido como pululando; sintiendo el roce de los demás, caminaba con la mirada perdida, cabizbaja, afligida. De repente, sin preámbulo alguno, mi corazón comenzó a palpitar, se contraía, se emocionaba con tal fuerza que mi cuerpo vibraba y mi respiración se agitaba. Me quedé perpleja sin poder siquiera explicarme dicho suceso y, como un rayo partiendo un árbol por la mitad, viniste a mi mente y te quedaste, te quedaste como solías hacerlo en mi cama, en mi cuarto, en mi vida. ¡No querías marcharte! Estabas ahí, te sentía vivo, vehemente, efusivo; y antes de darme cuenta, ¡te habías ido! Como acostumbrabas, sin tapujos, disimulo o pretexto. Como ayer, como hoy, como siempre…

Tags from the story
, ,
More from Patsy Huerta

Junto a ti

¿Cómo iba yo a saberlo? Entró en mi vida como una ráfaga...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *