We are the problem

We are the problem
We are the problem

Qué fácil es echar la culpa a la sociedad cuando en realidad la tenemos nosotros.

La distancia no son días ni kilómetros, somos nosotros jugando a ser orgullosos. El primer paso ha pasado de ser paso a ser obstáculo y la dignidad se ha convertido en una pelota que pasa de lado a lado según el número de copas. O de capas. Cuando el verdadero premio es de quien sabe que estar por encima es permitirse a menudo quedar por debajo.

Y que, ahora que la teoría está tan clara, solo nos queda ponernos con la práctica.

More from Mamen Monsoriu

Marcando el ritmo

De pequeña elegía siempre los números romanos. Decía que así nadie querría...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *