Yo sé irme

Yo sé irme, con la mirada triste y el corazón destrozado, con el retumbar de los pasos de plomo, con el aroma a adiós en la habitación, quedándose todo, las ganas, el amor, llevándome el alma repleta de melancolía, sin aferrarme a tus brazos, sin buscar esa mirada esquiva que tienes perdida en la nada, sin esperar un -no te vayas- de tus labios, sin pensar que mañana mismo me buscarás, porque soy realista, no lo harás; yo sé irme sabiendo que no regresarás, que el destino construido se ha derrumbado como si nada, mirando impasibles como lo que creíamos sempiterno ha sido efímero y se ha terminado sin titubear; yo sé irme, pero no completo, en el pensamiento me llevo un sin número de recuerdos que pesan como el mismo cielo, en el cuerpo un mundo de caricias que se han tatuado a sangre, sudor y fuego, ese fuego de nuestra pasión que nos quemaba y nos hacía arder y de las cuales sólo quedan rastros de que estuvieron, y en los labios, el manantial que me bebí en cada uno de tus besos, el sabor a miel que me dejó tu piel; yo sé irme, porque no puedo quedarme más, seria tonto, absurdo, no porque quiera marcharme, sino debido a que tú has solicitado un salvoconducto de nosotros, has pedido una tregua de nuestro amor, un descanso indefinido de mí, de nosotros; yo sé irme, no puedo retenerte junto a mí, porque si te amo, tengo que hacerme a un costado, incluso prestarte mis sueños, mis alas, y dejarte partir…

Tags from the story
, , , ,
More from Daniel Calao

Ganas de ti

Despierto con ganas de tu piel entre mis dedos, con ganas del...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *